LS 18. Exceso de velocidad

18. A la continua aceleración de los cambios de la humanidad y del planeta se une hoy la intensificación de ritmos de vida y de trabajo, en eso que algunos llaman «rapidación». Si bien el cambio es parte de la dinámica de los sistemas complejos, la velocidad que las acciones humanas le imponen hoy contrasta con la natural lentitud de la evolución biológica. A esto se suma el problema de que los objetivos de ese cambio veloz y constante no necesariamente se orientan al bien común y a un desarrollo humano, sostenible e integral. El cambio es algo deseable, pero se vuelve preocupante cuando se convierte en deterioro del mundo y de la calidad de vida de gran parte de la humanidad.

11730086_lrgb

Imagen enlazada de http://psicologia.udd.cl/files/2013/08/11730086_lrgb.jpg

Todos sabemos lo que supone conducir a gran velocidad: la posibilidad de llegar antes, pero también la posibilidad de no llegar, de salirse en una curva y no poder adaptar la marcha al camino que va apareciendo, de no poder frenar y “comerte” el obstáculo, de no poder mirar siquiera nada de lo que pasa a tu alrededor, de quemar más gasolina y aumentar el gasto en combustible, de ser un peligro para los demás… ¡Y si al menos uno supiera muy bien a dónde quiere llegar!

Éste es el gran drama que refleja el papa en este párrafo de la encíclica: que vivimos la vida corriendo, pasando a ser esclavos de nuestra propia velocidad. Pero también de la velocidad de los demás, en una red de esclavitudes que entre todos nos vamos tejiendo.

Abundan las reflexiones al respecto, pero… ¿querremos salirnos de esa “rapidación”?

Publicado en Espiritualidad, Laudato Si | Etiquetado , | Deja un comentario

LS 17. “No balconeen…”

17. Las reflexiones teológicas o filosóficas sobre la situación de la humanidad y del mundo pueden sonar a mensaje repetido y abstracto si no se presentan nuevamente a partir de una confrontación con el contexto actual, en lo que tiene de inédito para la historia de la humanidad. Por eso, antes de reconocer cómo la fe aporta nuevas motivaciones y exigencias frente al mundo del cual formamos parte, propongo detenernos brevemente a considerar lo que le está pasando a nuestra casa común.

huellaecologica

Imagen enlazada de http://3.bp.blogspot.com/-wmbm66sM7aU/TZM5JR9FgBI/AAAAAAAAABU/EjQGwfEMVOU/s1600/huella+ecologica.jpg

“No balconeen…”. Esta era una de las llamadas que Francisco hacía a los responsables pastorales de la Iglesia. No se puede  hacer labor pastoral desde los balcones, desde la teoría, desde lo aprendido, sin bajar a “pringarse”, a enfangarse y conocer, en vivo y en directo, la situación de la que se habla, la situación concreta que forma el texto y el contexto en el que vivimos los seres humanos. No se puede hablar de ecología sin mirar cómo está la situación, cuáles son sus problemas más importantes y dónde están las causas de esos problemas. Ni siquiera aunque tengamos una teología ecológica a nuestras espaldas. La realidad es cambiante, y hay que mirarla de frente.

La ecología es, precisamente, uno de esos “signos de los tiempos” que nos llaman a actualizar nuestro mensaje teológico, pero, sobre todo, nuestro ser y hacer como cristianos. No podemos permanecer impasibles a la llamada de una casa común que está sufriendo nuestro maltrato y a cuyo través nuestro maltrato llega a otros seres humanos. No podemos permanecer impasibles porque es, precisamente, nuestra casa común, nuestra madre-hermana Tierra. Hay que saber de qué sufre, hay que saber qué necesita.

No se puede hacer teología ecológica desde los balcones, no. Ni desde los escritorios de los despachos. Hay que mojarse primero.

Ahora que conoces el sentido de la canción, quisiera invitarte a que veas su video original:

Miguel Ángel
Publicado en Espiritualidad, Laudato Si, Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Celebración en Madrid de la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación

El pasado sábado 3 de septiembre, los miembros de Cristianismo y Ecología hemos tenido el privilegio de participar en la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, convocada por el papa Francisco en sintonía ecuménica con la Asamblea de Iglesias Ortodoxas de España. Y el privilegio fue doble: por el contenido de la Jornada, que nos pareció muy enriquecedor, y por el mero hecho de que dicha Jornada exista, pues entendemos que supone un enriquecimiento de nuestra Iglesia, tanto a nivel local como universal.

preparando limonada

Preparando la limonada ecológica para la acogida de los participantes

En Madrid, la Jornada comenzó a las 17:30 en la parroquia de Santa Cristina con un refresco de bienvenida, que ayudó a soportar el calor del momento y a mantener encuentros con las personas conocidas que iban acudiendo. A las 18 h, tras la presentación de la Jornada por el P. José Luis Segovia, vicario de Pastoral Social de la diócesis de Madrid, comenzó una interesante mesa redonda en torno a espiritualidad y ecología práctica, en la que las visiones católica y ortodoxa se vieron enriquecidas y contrastadas con la de los movimientos ecologistas, a través de las palabras de José Eizaguirre (miembro fundador tanto de Biotropía como de Cristianismo y Ecología), el P. Demetrio Sáez (archimandrita del patriarcado ortodoxo de España y Portugal) y Yayo Herrero (militante en movimientos sociales, como Ecologistas en Acción). La idea de que la vida es una experiencia compartida que todos debemos cuidar en nuestro día a día estuvo en el fondo, de una u otra manera, de cada una de las intervenciones.

IMG-20160904-WA0009

Imagen de los asistentes de la Mesa Redonda, con el arzobispo siro-ortodoxo en primer plano

Terminada la mesa redonda con una acción de gracias que ofreció uno de los participantes, los asistentes a la Jornada se desplazaron hasta el cerro de la Torrecilla, en las proximidades de la Casa de Campo, donde hacia las 20:10 h dió comienzo la oración ecuménica presidida por el arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, el  metropolita del arzobispado ortodoxo de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico de Constantinopla), monseñor Policarpo, el obispo de España y Portugal de la Iglesia Ortodoxa Rumana, monseñor Timotei, y el arzobispo de la Iglesia Siro-ortodoxa, monseñor Nicolaos Matti. Fue un acto entrañable, de encuentro en la fe de las distintas iglesias cristianas, centrado en la contemplación de la creación, la conciencia del daño ecológico sufrido por ésta y la necesidad de que los creyentes, conscientes de su condición de criaturas, se comprometan en el cuidado de la creación. Se alternaron oraciones proclamadas unánimemente por los asistentes y cantos católicos (amenizados por el grupo Ain Karem) y ortodoxos (en griego y rumano), que envolvieron al núcleo de la oración, en torno a la lectura de la Palabra y las homilías del arzobispo católico y el metropolita del patriarcado constantinopolitano.

lecturagenesis

Lectura de Génesis 1, con el relato de la creación

Al finalizar la oración, y previamente a la bendición final, se leyó una declaración conjunta de la Iglesia Católica y de la Asamblea de Iglesias Ortodoxas de España y Portugal en torno a la necesidad de cuidar la casa común que es la Tierra.

Publicado en Campañas, Espiritualidad, Laudato Si, Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

LS 16. “Todo está conectado”. Hasta los distintos contenidos de la encíclica…

16. Si bien cada capítulo posee su temática propia y una metodología específica, a su vez retoma desde una nueva óptica cuestiones importantes abordadas en los capítulos anteriores. Esto ocurre especialmente con algunos ejes que atraviesan toda la encíclica. Por ejemplo: la íntima relación entre los pobres y la fragilidad del planeta, la convicción de que en el mundo todo está conectado, la crítica al nuevo paradigma y a las formas de poder que derivan de la tecnología, la invitación a buscar otros modos de entender la economía y el progreso, el valor propio de cada criatura, el sentido humano de la ecología, la necesidad de debates sinceros y honestos, la grave responsabilidad de la política internacional y local, la cultura del descarte y la propuesta de un nuevo estilo de vida. Estos temas no se cierran ni abandonan, sino que son constantemente replanteados y enriquecidos.

economica20fo20120pobreza

Imagen enlazada de http://www.laportadacanada.com/userfiles/images/economica%20fo%201%20pobreza.jpg

Aparece uno de los eslóganes de mayor calado de la encíclica: la convicción de que todo está conectado: la Naturaleza, los seres vivos, las personas, Dios… Y reflejando esta conexión, la percepción de que cualquier enfoque que se pueda dar a la cuestión ecológica tiene profundas conexiones con todos los demás. La realidad es una e indivisible, vivificada toda ella por el mismo Espíritu de santidad. Por ello, considerar la espiritualidad ecológica es plantearse cambios en el estilo de vida, compadecerse de los pobres lleva a replantearse la economía y la política…

Está claro: no necesitamos un pequeño parche en nuestras actuaciones, necesitamos un replanteamiento global de la vida, y esto no es algo de un momento, sino todo un camino que siempre ofrece nuevas perspectivas…

El papa nos invita a ello con su encíclica. ¿Nos atreveremos a recorrerlo?

 Miguel Ángel
Publicado en Espiritualidad, Laudato Si, Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

LS 15. Un desafío hermoso, profundamente humano

15. Espero que esta Carta encíclica, que se agrega al Magisterio social de la Iglesia, nos ayude a reconocer la grandeza, la urgencia y la hermosura del desafío que se nos presenta. En primer lugar, haré un breve recorrido por distintos aspectos de la actual crisis ecológica, con el fin de asumir los mejores frutos de la investigación científica actualmente disponible, dejarnos interpelar por ella en profundidad y dar una base concreta al itinerario ético y espiritual como se indica a continuación. A partir de esa mirada, retomaré algunas razones que se desprenden de la tradición judío-cristiana, a fin de procurar una mayor coherencia en nuestro compromiso con el ambiente. Luego intentaré llegar a las raíces de la actual situación, de manera que no miremos sólo los síntomas sino también las causas más profundas. Así podremos proponer una ecología que, entre sus distintas dimensiones, incorpore el lugar peculiar del ser humano en este mundo y sus relaciones con la realidad que lo rodea. A la luz de esa reflexión quisiera avanzar en algunas líneas amplias de diálogo y de acción que involucren tanto a cada uno de nosotros como a la política internacional. Finalmente, puesto que estoy convencido de que todo cambio necesita motivaciones y un camino educativo, propondré algunas líneas de maduración humana inspiradas en el tesoro de la experiencia espiritual cristiana.

encuentra-tu-lugar-en-el-mundo

Imagen enlazada de http://psicoblog.com/wp-content/2012/06/encuentra-tu-lugar-en-el-mundo.jpg

El papa nos plantea un gran desafío: grande en tamaño, pero grande también en responsabilidad y en consecuencias, dada la importancia del problema al que debemos hacer frentes. Un desafío que es, también, urgente, porque se multiplican los síntomas del deterioro medioambiental. Pero sobre todo se trata de un desafío hermoso: porque debe hacer salir de nosotros mismos lo que realmente somos, lo que realmente “pintamos” en este mundo y la forma en que estamos relacionados con todo lo que nos rodea. Se trata, pues, de un desafío con gran calado antropológico, que, si sabemos enfrentar adecuadamente, nos ayudará a conocernos más a nosotros mismos, a aceptarnos en lo que realmente somos y a comprender nuestro lugar en el mundo.

Desafío hermoso, sí, pero… ¿estamos dispuestos a ello? ¿O nos parece más interesante seguir perdidos en la espiral de consumo en que hemos convertido nuestra vida?

 

Publicado en Espiritualidad, Laudato Si | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Entrevista a José Eizaguirre en ECOJESUIT

A raíz de la presentación de su libro “Todo confluye. Espíritu y espiritualidad en los movimientos altermundistas”.Ecojesuit entrevista Eiza

Publicado en Espiritualidad, Experiencias | Deja un comentario